Jornada “Carne de Cordero: Salud y Sostenibilidad”

La sostenibilidad de la carne de cordero, un aval de futuro para su consumo

  • La Cátedra Oviaragón - Pastores profundizó en los valores diferenciales de la carne de cordero y su importancia para nuestra salud.
La sostenibilidad de la carne de cordero, un aval de futuro para su consumo
22-01-2018

La Cátedra Oviaragón - Pastores organizó el pasado día 17 de enero, en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, la Jornada “Carne de Cordero: Salud y Sostenibilidad”. En esta jornada se destacó la importancia de incrementar el consumo de la carne de cordero, y se puso especial énfasis en sus atributos diferenciales relacionados con la salud y la sostenibilidad.

En este sentido, la carne de cordero puede y debe destacar su carácter “sostenible” como valor diferencial para mejorar su notoriedad y reconocimiento. Una sostenibilidad que es natural, rural y social, y que forma parte intrínseca del sector ovino.

En el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza se resaltó también el carácter saludable de la carne de cordero, y especialmente del Ternasco de Aragón, un producto de la máxima calidad que puede incluirse en una dieta equilibrada sin efectos negativos sobre la salud (a diferencia de lo que indicaban antiguas tablas médicas). De hecho, diversos estudios ya han demostrado que su influencia sobre el colesterol y el aumento de peso no era, ni mucho menos, tan directo como se decía.

Según un estudio sobre obesidad femenina realizado por el equipo del Dr. Fernando Civeira, el consumo de pierna y paletilla de Ternasco de Aragón tiene el mismo efecto sobre el metabolismo lípidico y glucídico que la carne blanca de pollo.  Así pues, una dieta hipocalórica con un 35% de proteínas, donde el 80% sean de origen animal (como carne de cordero) reduce significativamente en mayor medida la grasa corporal que otras dietas con menor contenido en proteínas. 

Efectivamente, la carne de cordero tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas B6 y B12 y es fuente de calorías, potasio, niacina, selenio, fosforo y zinc. Y hoy en día, además, se produce de manera mucho más saludable: con menos grasa y más insaturada, como reflejan los datos del studio del Dr. Carlos Sañudo y la profesora Mª Mar Pardo, de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza.

Compartir
Descargables