Platos frescos, sanos y nutritivos muy fáciles y económicos de hacer

Recetas y consejos

5 carnes en escabeche para disfrutar en verano

La técnica del escabeche consiste en preparar un marinado que ayuda a que el alimento se curta y adquiera un aromático sabor. Una forma de conserva muy tradicional en nuestro país que ha dado recetas maravillosas. Este marinado puede llevar diferentes ingredientes, entre los cuales suelen estar presentes el vinagre, el laurel, el aceite y la pimienta. Muchas veces se le añaden ajos, otras veces  cebolla o zanahoria. En cualquier caso, la base siempre es más o menos la misma.

Las carnes escabechadas funcionan muy bien en la cocina actual ya que ofrecen platos muy frescos, sanos y nutritivos, ideales además en épocas como el verano. Cada vez más, estas recetas de toda la vida pasan de las cocinas hogareñas a los fogones de los restaurantes más prestigiosos.

Aquí te traemos 5 recetas de carnes en escabeche para que hagas en casa.

Carnes en escabeche

1. Lomo de cerdo en escabeche

Para hacer esta receta, se aconseja utilizar cinta de lomo de cerdo, pero no fileteada excesivamente fina, mejor con cierto grosor. Marcamos la carne por ambas caras en una sartén. Mientras, se majan unos dientes de ajo pelados con un poco de sal. Con esa mezca rebozaremos la cinta de lomo y reservaremos en el frigorífico durante unas ocho horas por lo menos.

Pasado ese tiempo, cocinamos en una cazuela a fuego muy lento las piezas de lomo, cubriéndolas completamente con aceite, medio vaso de vinagre y dos hojas de laurel. Después de esa especie de confitado, dejaremos reposar y guardaremos en el frigorífico 24 horas antes de servir.

2. Redondo de ternera en escabeche

Este plato puede hacerse con redondo de ternera o también jarrete, lo importante es que sea una pieza que quede bien jugosa. En una olla ponemos a hervir tres zanahorias, un puerro, dos dientes de ajo, una cebolla y sal. En esa preparación dejamos cocer nuestro redondo de ternera. Una vez hecho y enfriado, lo cortamos en medallones y reservamos.  

Por otro lado, freímos suavemente en abundante aceite media cebolla, un pimiento rojo y un pimiento verde, en rodajas. Cuando empiece la hortaliza a rehogarse añadimos una cucharadita de pimentón dulce, medio vaso de vinagre, una hoja de laurel, tres clavos, pimienta y sal. Cocinamos cinco minutos y lo vertemos en la carne que teníamos reservada. Una vez que se enfríe ya estará perfecto para degustarlo. Prueba a prepararte un bocadillo con esta ternera en escabeche: espectacular.

3. Conejo en escabeche con ensalada de borrajas

El primer paso de esta deliciosa receta es trocear el conejo en piezas medianas. Las doramos a fuego fuerte y las apartamos. En esa sartén, rehogamos una cebolla picada, cuatro dientes de ajo y un pimiento en rodajas. Aderezamos el sofrito con tomillo, romero, laurel y salpimentamos. Seguidamente dejamos reducir un vasito de vino blanco y una cucharada sopera de vinagre. Entonces, añadimos el conejo a la sartén, lo cubrimos con agua y lo cocinamos a fuego muy suave durante una media hora. Dejamos reposar y guardamos en la nevera.

Para el acompañamiento, qué mejor que una sencilla y exquisita ensalada de borrajas. Es muy fácil de hacer: limpiamos las borrajas, las hervimos y servimos con un poco de sal y un chorreón de aceite.

4. Churrasco de cordero en escabeche

Comenzamos troceando el churrasco de cordero, salpimentamos y enharinamos levemente. Doramos el cordero en una cacerola con dos ajos machacados y reservamos. En ese mismo fondo, sofreímos una cebolla en juliana, dos zanahorias en rodajas, tres hojas de laurel y dos ajos enteros.

Cuando empiece a estar todo bien pochado, añadimos nuestros trozos de cordero y un vaso de vino blanco. Esperamos a que se evapore el alcohol y cubrimos con agua y medio vaso de vinagre. Cocemos a fuego medio durante media hora y dejamos enfriar. En un día estará perfecto para comer. 

5. Secreto ibérico escabechado

Para este plato, el secreto ibérico lo cortamos en tacos. Doramos esos trozos en una sartén con aceite junto con un vaso de cerveza, dos hojas de laurel, un chorreón generoso de vinagre de jerez, sal y pimienta al gusto.

Mientras, en otra sartén pochamos una cebolla picada a fuego muy lento. Cuando esté transparente la añadimos al secreto, que habrá estado una media hora haciéndose a fuego alto. Intregramos todos los sabores y apartamos. Dejaremos enfriar todo en el frigorífico durante 24 horas, y tendremos un plato tan refrescante como sabroso y nutritivo.

5 IDEAS DELICIOSAS PARA UN DÍA DE PLAYA

Compartir
Descargables