Binéfar se une a la Red Municipal Ganadero-Cárnica destacando a este sector como principal generador de empleo en el municipio

 

 

 

 

 

La iniciativa está promovida por las organizaciones interprofesionales Asici, Avianza, Intercun, Interovic, Interporc  y Provacuno. El acuerdo reconoce la relevancia de la cadena cárnico-ganadera para la economía de Binéfar, donde es la principal generadora de empleo en el municipio y lleva presente en el territorio más de 50 años

 

30 de noviembre de 2021. El Ayuntamiento de Binéfar (Huesca) se ha unido a la Red Municipal Ganadero-Cárnica, una plataforma con la que las organizaciones interprofesionales de la cadena cárnica (Asici, Avianza, Intercun, Interovic, Interporc y Provacuno) quieren agradecer el papel vital que juegan los municipios para facilitar el desarrollo de esta actividad en las zonas rurales.

El Pleno municipal de este municipio oscense ha aprobado en su sesión del mes de noviembre una moción en apoyo a la cadena cárnico-ganadera por su gran relevancia en el medio rural, donde representa más de dos millones de empleos a nivel nacional, y porque es uno de los pilares del sector agroalimentario español.

La concejal de Fomento y Desarrollo Sostenible, Yolanda Gracia, ha puesto de relieve que Binéfar y su comarca «son conocidos por su larga tradición agropecuaria y agroindustrial en el sector a nivel nacional, contando con importantes industrias transformadoras que suponen la base de la economía local, y por ende comarcal. Asimismo, en el municipio se encuentra la sede de la Lonja Agropecuaria de Binéfar y la de importantes entidades asociativas ganaderas». Dada la relación que une a este sector con la economía local, y con vistas a que el mismo siga siendo una palanca de crecimiento económico a futuro, el pleno ha aprobado esta moción que declara al sector cárnico-ganadero como una de las palancas económicas fundamentales para el futuro de la actividad económica del entorno rural y, en concreto, de Binéfar.

Asimismo, se ha decidido materializar este reconocimiento mediante la adhesión a la Red de municipios por la cadena cárnico-ganadera, constituida con la finalidad de dar visibilidad a este sector a nivel nacional. Además, se insta a las administraciones regional y nacional a que tomen las medidas necesarias para reforzar el sector en los municipios, contribuyendo de esta manera a un modelo de desarrollo rural sostenible y resiliente, que permita garantizar y desarrollar un sector económico fundamental para nuestras sociedades rurales.

La Red Municipal Ganadero-Cárnica a la que se ha sumado Binéfar es una iniciativa que también  aspira a convertirse en una plataforma de diálogo entre el sector privado y el público a nivel municipal. El objetivo es buscar sinergias para fomentar las condiciones que han permitido a la cadena ganadero-cárnica convertirse en el principal motor económico de muchos de los municipios y ciudades del país. La potencia económica y social de la cadena también ha permitido que su actividad se haya erigido como uno de los principales elementos vertebradores de la España Rural. El principal motivo es la capacidad que tienen las empresas ganaderas y cárnicas para crear empleos de calidad en los municipios, lo que permite a muchos vecinos seguir viviendo en las mismas localidades donde nacieron y se mitiga la despoblación. Con la permanencia de los habitantes, también se evitan otros problemas relacionados con la disminución de población como la pérdida de servicios sociales, de alternativas de ocio, etc.

 

La importancia de la cadena ganadero-cárnica en la economía española

El impacto de la cadena ganadero-cárnica también es significativo a nivel nacional, donde aporta cerca de 44.000 millones de euros al PIB nacional y genera 672.000 empleos directos. Además, la actividad moviliza dos millones de empleos asociados que se encuadran en una variada selección de actividades como la producción agrícola destinada a la alimentación del ganado y a los profesionales de los sectores veterinarios, de piensos, sanidad animal, logística y transporte e industrias auxiliares.

La actividad ganadera se desarrolla en más de 350.000 granjas de toda la geografía nacional que hacen una aportación de 16.000 millones de euros a la Producción Final Agraria, de acuerdo con los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Además, durante 2020, la industria cárnica española puso en los mercados un total de 7,6 millones de toneladas de carnes y 1,4 millones de toneladas de elaborados por valor de 27.957 millones de euros. Con esta producción se ha asegurado la soberanía alimentaria de España en lo que respecta a las carnes y además ha permitido que 3,2 millones de toneladas de carnes y productos elaborados variados se hayan dedicado a la exportación a mercados de todo el mundo. Estas transacciones han alcanzado un valor de 8.660 millones de euros, con un crecimiento del 21% en facturación exterior y en volumen con respecto a las cifras del año anterior. Estas cifras tienen una especial relevancia estratégica en un momento donde el comercio internacional está sufriendo un fuerte retroceso y donde la cadena ganadero-cárnica se ha erigido como una garantía para mantener el balance positivo de la balanza de pagos.

Cómo formar parte de la Red

Los municipios que deseen formar parte de la Red Municipal Ganadero-Cárnica han de aprobar en el pleno municipal una declaración institucional a favor de la cadena cárnico-ganadera y acompañar esta decisión con una acción comunicativa. Toda la información necesaria sobre el proceso, los propósitos de la Red municipal y el formulario de contacto están disponibles en la web de la plataforma.

La Red Municipal por la cadena ganadero-cárnica tiene la intención de ser un reflejo de la gran diversidad que existe en España. Por ello pretende que en el medio plazo entre sus miembros se encuentren localidades de todas las zonas geográficas del país y que estén gobernadas por fuerzas políticas de todo signo. En la iniciativa también se cuida la representatividad demográfica con la participación de municipios de todos los tamaños, incluyendo a los menores de 5.000 habitantes, donde la incidencia positiva de la actividad es todavía más notable.

También te puede interesar