Tendencias actuales que contribuyen a redescubrir una carne extraordinaria

Propiedades de la carne de cordero

Cocina creativa y saludable desde el origen. Nuevas elaboraciones de cordero

La carne de cordero es una fuente espléndida de beneficios para el organismo, lo que se suma a una calidad y sabor únicos y a una tradición ligada con la vida rural más auténtica y sostenible. Entre sus ventajas nutricionales, que son muchas, cabe destacar su alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales:

  • Es rica en vitaminas, especialmente B3, B6 y B12. Las vitaminas de grupo B favorecen y normalizan el funcionamiento del sistema digestivo, neuronal y el desarrollo del tejido nervioso y masa muscular.
  • Es rica en minerales como el potasio, el fósforo y zinc. El potasio fomenta la fortaleza muscular. Mientras que el fósforo ayuda al organismo a mantenerse activo y el zinc favorece el correcto crecimiento de los huesos.
  • Es rica en proteínas de alto valor biológico, proteínas que poseen los aminoácidos esenciales necesarios para el óptimo funcionamiento de nuestro organismo.
     
Nuevas recetas de cordero | Carne y Salud


Producción sostenible

La carne de cordero aporta importantes beneficios para nuestro cuerpo, pero también su método productivo, ligado a la tierra, garantiza unos niveles de calidad y seguridad de enorme valor. Su producción es sostenible y el pastoreo de estos animales se convierte en una medida de prevención contra los incendios, dado que evita la proliferación descontrolada de la maleza y mantiene el campo limpio. Nuestro país está posicionado como el primer productor de carne de cordero de la Unión Europea, ofreciendo empleo en el ámbito rural a muchas  personas, y contribuyendo al importante mantenimiento de la población en la España vaciada.

Esta carne ha formado parte de la dieta mediterránea desde hace miles de años, al tiempo que ofrece una enorme versatilidad en la cocina del día a día, renovando su recetario constantemente.


Elaboraciones contemporáneas

Actualmente, la carne de cordero no solo es una propuesta para las mesas de Navidad. Al tratarse de una carne tan accesible, rica y saludable, se pueden hacer todo tipo de recetas con ella. El cordero es hoy en día un producto ideal para la cocina de vanguardia.

Lee nuestro post "La carne, un producto esencial en la alta cocina" 

La textura tierna y jugosa de la carne de cordero es protagonista de platos contemporáneos y continúa conquistando paladares locales y foráneos. Para muestra, estos tres platos:


Ssäm de brocheta de cordero.

Típico de la cocina coreana, para preparar este plato tan solo tenemos que picar muy bien la cebolla y los pepinillos. Luego, mezclarlas bien con mayonesa y mostaza, unas gotas de zumo de limón, azúcar, eneldo y vinagre para lograr una deliciosa salsa tártara. A continuación, cortamos el cordero a taquitos y lo montamos en brochetas que tenemos que dorar a la plancha. Finalmente, cogemos una hoja amplia de lechuga bien lavada con agua y vinagre y extendemos una cucharada de la salsa tártara, montamos la carne con los encurtidos y hojitas de hierbabuena y cacahuetes picados.


Collares de cordero a la plancha con vinagreta de cacahuetes

Un corte del cordero con el que se pueden hacer fantásticas recetas como esta. Lo primero en esta receta es hacer en los collares de cordero unas pequeñas incisiones para que penetre mejor el calor. Los freímos con un chorreón de aceite de oliva hasta que se doren. Mientras, vamos calentando un vaso y medio de leche con un poco de aceite y pimienta negra, al gusto. Añadimos puré de patatas a la mezcla y reservamos. Trituramos un puñado de cacahuetes y los mezclamos con aceite, vinagre de módena y una pizca de sal, y removemos hasta que adopte una tonalidad oscura. Tan solo queda presentar los collares con la vinagreta de cacahuetes acompañados del puré en el plato.


Hamburguesa de cordero con tofe de cebolla y láminas crujientes de puerro.

Primero, preparamos el tofe con cebolla confitada en mantequilla, muy bien picada, y la mezclamos con crema de leche. Esperamos a que reduzca y sazonamos antes de meter la mezcla en la batidora, colando si fuera necesario para que quede libre de grumos. Reservamos y vamos poniendo el puerro a cocer durante 30 ó 40 minutos en sopa de carne. Escurrimos y las secamos en el horno a 100ºC sin que terminen de hornearse. Cuando estén lo suficientemente secas, las freímos en con un chorreón de aceite para que queden crujientes y las reservamos. Finalmente, marcamos las hamburguesas de cordero en una sartén con un chorreón de aceite y las doramos al gusto. Servimos en un plato con el tofe y el puerro crujiente.
 

BENEFICIOS DE LA CARNE DE CORDERO PARA LOS NIÑOS

Compartir
Descargables