Claves para llenar el carro de forma eficiente con productos como la carne

Consejos para la economía del hogar

Cómo optimizar tu cesta de la compra en la cuesta de enero

Tradicionalmente enero se ha considerado un mes complicado por muchas razones: la vuelta a la rutina después de las fiestas, los temidos rigores del frío y, sobre todo, las apreturas de la economía familiar tras los gastos navideños. Sí, puede que no sea el mes más popular del año, pero aquí te vamos a dar algunos consejos para reconciliarte por fin con el temido enero y optimizar tu cesta de la compra.

Prepara una lista de la compra

La planificación de gastos y la previsión de grandes y pequeñas adquisiciones son siempre pautas aconsejables para tener una saneada economía familiar. Y en enero, esta organización de las compras domésticas se convierte en una auténtica necesidad. Si quieres reponer el frigorífico, haz una lista de la compra. Antes de ir al mercado, al súper o al híper dedica el tiempo preciso a realizar un recuento de lo que necesitas realmente y de lo que puede esperar al menos un mes más.

Estima un presupuesto

Dentro de tus gastos mensuales deberías prever una partida para la cesta de la compra. Márcate un límite presupuestario razonable (ni imposible de cumplir, ni desmesurado). Y un consejo, cruza esta estimación con una previsión fiable del coste. El catálogo online de un e-commerce, por ejemplo, puede resultar de mucha utilidad para hacerte una idea de lo que te costará llenar el carro.

Al súper se va comido

¿Eres capaz de vencer las tentaciones que llenan los lineales de tu tienda favorita? ¿Te vas siempre directo a los productos más golosos porque llevabas horas sin comer? Está demostrado que el volumen de la compra y su sesgo varían según el momento del día en que la realicemos. Y es así de simple: para hacer una compra más racional y menos caprichosa es mejor que vayamos comidos. Debemos ajustarnos a la lista, no sólo porque estas "golosinas" suelen ser caras y superfluas, sino porque es saludable priorizar los productos más nutritivos para nuestra dieta: pescados, carnes, frutas, verduras... Nuestro cuerpo agradecerá que las vitaminas y proteínas sean las protagonistas de nuestra despensa. Descubre en este otro post algunas de las ventajas de las proteínas cárnicas.

 

Al súper se va comido

¿Eres capaz de vencer las tentaciones que llenan los lineales de tu tienda favorita? ¿Te vas siempre directo a los productos más golosos porque llevabas horas sin comer? Está demostrado que el volumen de la compra y su sesgo varían según el momento del día en que la realicemos. Y es así de simple: para hacer una compra más racional y menos caprichosa es mejor que vayamos comidos. Debemos ajustarnos a la lista, no sólo porque estas "golosinas" suelen ser caras y superfluas, sino porque es saludable priorizar los productos más nutritivos para nuestra dieta: pescados, carnes, frutas, verduras... Nuestro cuerpo agradecerá que las vitaminas y proteínas sean las protagonistas de nuestra despensa. Descubre en este otro post algunas de las ventajas de las proteínas cárnicas.

Compartir
Descargables