Un buen desayuno es fundamental para comenzar bien el día

Culturas gastronómicas

Desayunos del mundo: un paseo gastronómico

¿Cuántas veces habremos oído decir que un buen desayuno es fundamental para comenzar bien el día? Y es que, con toda la razón, el desayuno nos debe aportar la energía y nutrientes necesarios para empezar con buen pie. 

Después de un descanso nocturno de entre 6 y 8 horas, nuestro cerebro necesita energía para poder enfrentarse a todas nuestras actividades diarias. 

Tanto es así, que la realización de esta primera comida del día es algo que tenemos en común con nuestros vecinos extranjeros. Salvando algunas diferencias en el tipo de alimentos elegidos, casi todos los países tienen establecida la rutina del desayuno como forma de incorporar desde el inicio de la mañana los nutrientes necesarios para afrontar el día con una buena dosis de energía.

Realizaremos una ruta gastronómica por los distintos desayunos de todo el mundo, que nos acercarán durante unos momentos a las culturas y experiencias de los diferentes países y hablaremos de las delicias matutinas de los más madrugadores.

España

Primera parada: Península Ibérica. Es obligado para todos los paladares mañaneros analizar las costumbres de nuestro país.

Uno de nuestros desayunos más conocidos, el pan con jamón ibérico, tomate y aceite de oliva, nos proporciona un buen aporte de proteínas y carbohidratos, así como una pequeña dosis de ácidos grasos monoinsaturados. 

Tailandia

Nuestros vecinos tailandeses lo tienen claro, las proteínas lo primero. Y es que uno de los manjares más usuales que disfrutan para empezar el día es un plato donde el cerdo es el protagonista. Este consiste en un preparado de carne picada con loncheados de carne y pudín de sangre en una mezcla de sémola y gachas de avena.

Reino Unido

El “english breakfast” por excelencia se compone de huevos fritos, salchichas, tomates, mermelada y pan frito.

Una variedad muy conocida de salchicha que se ha popularizado en la región es la “Salchicha de Lincolnshire”, de carne de cerdo y disponible en todo Reino Unido. Se caracteriza principalmente por su textura robusta y su tamaño alargado. Además, por supuesto tenemos que hablar también del “Earl grey”, el más famoso té inglés para empezar bien la mañana.

Canadá

Debemos tener en cuenta que la comida canadiense está influenciada por dos grandes naciones: la inglesa y la americana. Estos lazos tan estrechos entre las dos cocinas confluyen en unos platos para el desayunos que se caracterizan por ser rápidos e informales.

Los canadienses sirven sus panqueques de trigo con mantequilla en jarabe de arce y lo acompañan con tocino canadiense y lomo de cerdo ahumado, servido generalmente a la parrilla o fritos.

Pakistán

Pakistán, caracterizada por heredar una gastronomía refinada y rica en sabores, mezcla las tradiciones arraigadas en la región.

Durante la época invernal, suele estar muy presente el “Siri Paya”, un desayuno tradicional que consiste en un tipo de guiso hecho con las patas de vaca, cabra o cordero, cocidas con diversas especias.

También existe otro tipo de desayuno llamado “Nihari”, un plato que se cocina durante la noche para que la carne de cordero quede extremadamente tierna y absorba todo el sabor y el aroma de un curry picante y muy especiado.

China

El Dim Sum es un almuerzo cantonés que se toma entre la mañana y las primeras horas de la tarde y su traducción literal es “tocar el corazón”, y no es para menos.

Se compone de una variedad de alimentos como los “baozi”, unos bollos rellenos de carne picada de cerdo o vaca cocinados al vapor.

Además, también se ofrecen una variedad de sopas y carnes asadas servidas en pequeñas porciones de tres o cuatro piezas por plato que hacen las delicias de cualquiera que tengan el placer de probarlas.

Analizados desde un punto de vista objetivo, estos menús comparten algo en común: la carne y sus productos cárnicos, que nos proporcionan proteínas en cada comida, además de una buena dosis de hierro, zinc y vitaminas como la B6 y la B12.

Compartir
Descargables