Ecoembes certifica que la industria cárnica contribuye a proteger el medio ambiente

La industria cárnica española colabora con la organización Ecoembalajes España (Ecoembes) para reducir la producción de plástico, disminuyendo el peso de la materia prima, apostando por un consumo más sostenible   . 

Según los últimos datos de Ecoembes, las medidas de ecodiseño adoptadas han permitido ahorrar 528.700 toneladas de materias primas y evitar 1.430.500 toneladas de emisiones de dióxido de carbono. 

La industria cárnica ha reducido 62.193 toneladas de dióxido de carbono

El reciente certificado emitido por la organización sin ánimo de lucro reconoce que la industria cárnica ha contribuido a proteger el medio ambiente a través del ahorro de costes, reduciendo hasta 62.193 toneladas de dióxido de carbono.

Este certificado informa de la contribución particular de la empresa a los ahorros de emisiones de gases de efecto invernadero que ha obtenido el Sistema Integrado de Gestión de Ecoembes en un año concreto. El resultado se obtiene en función de los datos facilitados por la empresa en la Declaración de Envases del año de referencia y son compatibles con las normas internacionales ISO 14040 e ISO 14044. La metodología tiene en cuenta las tecnologías de recogida, selección y reciclado existentes en cada momento de la producción en España. De esta forma, la industria volvió a verificar el certificado de gestión de producción sostenible 2020 que ya había obtenido.

Apostando  por la sostenibilidad de la industria

El sector cárnico apuesta firmemente por el desarrollo sostenible y modelos productivos optimizados para minimizar el impacto en el medio ambiente, contribuyendo así a la lucha contra el cambio climático. 

La industria cárnica se encuentra comprometida medioambientalmente y se esfuerza día a día por alcanzar los objetivos marcados en este campo.

Prueba de ello es el nacimiento de la agenda MEAT2030 que recoge una serie de retos, planteados por el sector cárnico español, en materia medioambiental. Entre ellos, destaca precisamente reducir un 25% la utilización de plásticos de un solo uso. 

Esta respuesta técnica, creada por Estrategias Alimentarias y el Instituto Mediterráneo para el Desarrollo Sostenible (Imedes), está enfocada en la captación y gestión de los fondos Next Generation de la UE, que permitirán aunar esfuerzos para ser sostenibles, respetuosos con el medio ambiente y favorecer el bienestar animal.

 

También te puede interesar