No sólo existen encurtidos vegetales, también hay deliciosos y saludables preparados de carne que emplean estas técnicas

Elaboraciones saludables

"Encurtidos" de la carne. Propiedades y sabor

Habitualmente los consumidores asocian el término encurtidos a ciertos vegetales conservados en vinagretas o salmueras, pero no solo existen este tipo de encurtidos: hay otros preparados de carne que resultan absolutamente deliciosos y nutritivos.

Los “encurtidos” de la carne son productos cada vez más valorados en las cocinas españolas, y cada vez más recuperados también para la alta cocina. Los grandes chefs ponen sus ojos en esta forma de entender la cocina tan interesante, fresca y exquisita. 

Hay varios criterios en esto de curtir los alimentos cárnicos, varias técnicas magistrales que te harán dominar la cocina en frío.

Carne encurtidos

Carnes en Escabeche

En estos productos , el vinagre es el factor clave. Lo que antiguamente era una forma de conservar los alimentos, pasó a ser una elaboración que aporta excelentes cualidades organolépticas.

Es frecuente encontrar carnes blancas como la de la liebre o el conejo elaborados de esta manera. También los escabeches de cerdo o las costillas de cordero en escabeche, más habituales en países americanos, han ganado una merecida presencia últimamente en nuestra cocina.


Carnes en salmuera

También la incorporación de salmueras para todo tipo de productos tenía en su origen una función de conservación. Algo que no evitó (todo lo contrario) disfrutar de los exquisitos matices que dicha técnica aportaba al sabor. Diferentes tipos de carne han enriquecido también las elaboraciones en salmuera. Es el caso de la carne de vacuno, cuyo producto estrella realizado con esta técnica, el pastrami, ha dado la vuelta al mundo.

El Corned Beef es otro clásico en otros países. Primero realizado en salmuera y después cocido en vinagre, este producto de ternera también es un magnífico ejemplo de "encurtido" de carne.

En cuanto a carne de cerdo destacan las elaboraciones en salmuera de panceta o lacón, entre otros.


Ahumados

Además de las técnicas anteriores, podemos abrir el abanico a otro proceso culinario que también conserva y confiere un sabor especial. Hablamos de los productos ahumados que, tras ser expuestos a una temperatura de unos 60ºC a 75ºC se consigue el efecto deseado en cortes del cerdo como costillas y jamones, así como en embutidos principalmente.

5 CARNES EN ESCABECHE PARA EL VERANO

Compartir
Descargables