La correcta manipulación de los alimentos y una forma adecuada de cocinarlos, aspectos básicos para tu salud

Cocina saludable

Hábitos y técnicas saludables en tu cocina

El ciclo de producción, transformación, almacenamiento y transporte de un alimento hasta que llega al consumidor es esencial para la seguridad de lo que ingerimos, pero el proceso no termina ahí. Las buenas prácticas en la cocina también resultan básicas para que un producto sea beneficioso sobre nuestro organismo. Ya sean verduras, frutas, carnes o pescados, la forma en que los consumidores almacenemos un producto, la manera de manipularlo y la técnica que empleemos para cocinarlo, son también claves para obtener platos realmente saludables. 

Hábitos y técnicas saludables en tu cocina. Carne y Salud

La cadena de frío

El mantenimiento de la cadena de frío es una de los primeros requisitos que hay que tener en cuenta para la perfecta conservación de alimentos como la carne. Con ello evitamos la aparición de microorganismos que podrían deteriorar el producto. En todo momento la carne ha de encontrarse a una determinada temperatura mínima y no debe almacenarse por un tiempo excesivo. Dependiendo del grado de frío, su conservación podrá extenderse por más o menos tiempo. Además, no deberían pasar más de dos horas desde que sacamos el alimento de la nevera y lo cocinamos. En este post te damos más detalles sobre la conservación de la carne.

Pero las medidas de seguridad no solo hacen referencia a la cadena de frío. También hay una serie de pautas básicas que no podemos obviar en los hogares. Por supuesto, el frigorífico y el congelador deben estar limpios. Como limpias han de estar nuestros utensilios y nuestras manos. Es recomendable utilizar una tabla diferente para cortar cada tipo de alimento. Y lavarse frecuentemente las manos es esencial y, más todavía, siempre que estemos cocinando. Además, hay que tener un cuidado especial si sufrimos enfermedades como la gastroenteritis. En este estado, se necesita mayor higiene aún para el manipulado de alimentos, aunque es mejor dejar el cocinado para un mejor momento. 

 
El tipo de cocinado

Para llevar una vida saludable todos los expertos aconsejan una dieta variada y equilibrada de alimentos frescos y la práctica de ejercicio moderado. Pero hay otro factor que no podemos olvidar y que, por sí solo, es capaz de alterar en gran medida las cualidades nutricionales de los alimentos. Hablamos de la manera de cocinarlos.

Elegir una técnica de cocinado u otra puede hacer más beneficiosa o menos cualquier dieta. Por norma general, se aconseja evitar técnicas culinarias que requieran mucha grasa en la elaboración. Así, será preferible, por ejemplo, cocinar la carne a la plancha que optar por rebozados o frituras que se suelen hacer en una abundante cantidad de aceite y a muy altas temperaturas.

Las técnicas más saludables son los cocinados a la plancha, hervidos y al vapor. Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en España son mayoritarias estas prácticas más saludables en los fogones a la hora de cocinar productos cárnicos frente a otros métodos menos beneficiosos.

EL CONSUMO EQUILIBRADO DE CARNE EN ESPAÑA

Compartir
Descargables