En una alimentación sana y variada desde la infancia no debería faltar la carne

Consejos de alimentación para los niños

La importancia de la carne en los comedores escolares

La alimentación de nuestros hijos es un tema de crucial importancia para la sociedad. Nos debe importar y mucho qué comen, qué nutrientes ingieren, y si están asimilando las bases de una alimentación variada y equilibrada para toda su vida. Hoy en día, gran parte de esta labor recae en los colegios, especialmente en los comedores escolares. Así, la escuela se convierte en una institución fundamental para el aprendizaje de los hábitos alimentarios del niño en sus comedores. La escuela, de nuevo, se convierte en una institución esencial para la formación de la persona, en todos sus ámbitos. Disfrutar y aprender de una alimentación escolar variada y equilibrada resulta clave: y dentro de este objetivo, la carne es un alimento que juega un papel fundamental.

Muchos niños y jóvenes de nuestro país almuerzan en el colegio. Según los estudios, aproximadamente el 30% de los nutrientes que toma un estudiante provienen del menú escolar. Sin duda, se trata de un porcentaje muy considerable como para desatender la calidad de lo que comen. 

El consumo de carne en la infancia

Como se recoge en la guía “La carne y la salud en niños y adolescentes”, validada por SEMERGEN, el consumo recomendado de carne en la alimentación de los más jóvenes estaría entre 3 y 4 raciones a la semana.

La carne tiene propiedades de enorme valor para el adecuado desarrollo en edades tempranas. Así, destaca por su contenido en vitaminas y minerales, cubriendo gran parte de las necesidades diarias. En este sentido, la Fundación Alimentación Saludable destaca especialmente el aporte de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6), que participan en el correcto funcionamiento del sistema nervioso e inmunitario, así como la vitamina B12, que se encuentra principalmente en alimentos de origen animal, como la carne y los productos cárnicos.

Por otra parte, la carne contiene minerales como el hierro y el zinc que contribuyen a la normal función cognitiva, y el fósforo, que ayuda al crecimiento y desarrollo de los huesos en los niños. Aprender a comer bien les ayudará a aprender más.CARNE Y SALUD EN NIÑOS Y ADOLESCENTES (PDF)

Aprender a comer bien

El colegio también hace escuela en lo que respecta a los hábitos alimentarios. Y la carne ayuda mucho en esta labor. El diseño de menús ricos y variados, y atractivos, permitirá que el niño se vaya familiarizando con una alimentación adecuada desde los primeros años. La cultura gastronómica y nutricional también forma parte del bagaje de una persona; y las diferentes técnicas de elaboración de la carne, la versatilidad que ofrece y su alta calidad culinaria, son excelentes virtudes que merece la pena aprovechar. Hay que comer de todo, y saber todo lo que nos aporta cada producto. Conciliar la ingesta de vegetales con la de carnes, pescados, legumbres y otros productos frescos siempre ha sido una de las excelentes contribuciones de nuestra Dieta Mediterránea. Un legado que no debería perderse.

Y para el recreo, una opción muy adecuada es elegir el bocadillo de toda la vida, combinándolo con lácteos, frutas y otros alimentos para configurar una alimentación variada y equilibrada. En este post sobre el consumo de carne desde la infancia te hablábamos de todas sus ventajas.

Compartir
Descargables