La influencia determinante de la mujer en el ámbito rural y en la actividad ganadera

8 de marzo, Día de la Mujer

La mujer en la ganadería, clave para el desarrollo rural

La ganadería se ha sumado desde hace muchos años a la lista de espacios desde los que la mujer lucha por igualar su situación laboral y social. La mujer ganadera siempre ha existido, ejerciendo un papel crucial en el impulso de este sector, pero la sociedad ha mirado para otro lado en lo que a reconocimiento (económico y social) se refiere. Por suerte la situación está cambiando.

El número de mujeres titulares o responsables de explotaciones agrarias crece. Lo afirma un análisis elaborado por la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y la Confederación de Mujeres del Medio Rural (CERES). El sector ganadero femenino ha hablado: cuando se impulsan medidas positivas, aumentan las altas en el sector. Hay un deseo por parte de las mujeres, en especial jóvenes, de emprender en este sector. Este colectivo, que considera cada vez más el retorno al campo como una oportunidad laboral, podría traer beneficios enormes a la llamada “España vaciada”.

 

Día de la  Mujer | Carne y Salud


Importantes logros que debemos visibilizar

Durante mucho tiempo, las mujeres ganaderas han sido trabajadoras invisibles. Aún hoy, a pesar de que son titulares del 34,6 % de las explotaciones, las mujeres solo poseen el 23 % de la Superficie agrícola utilizada (SAU), lo que refleja que la tierra sigue en manos de los hombres de forma mayoritaria.

Pero el ímpetu no cesa. Colectivos como el de Ganaderas en Red conectan a mujeres de todo el medio rural español. Son un medio de transmisión de conocimientos fundamental para muchas jóvenes que deciden practicar la ganadería. También son una importante fuente de lazos afectivos; un gran aliado frente a la soledad y la exigencia física y mental que a menudo acompañan a esta labor.

La ganadería es una labor exigente, un trabajo sin horario de entrada ni de salida, cuyo ritmo viene marcado por la voluntad de la naturaleza, por el ciclo de estaciones, por los cambios meteorológicos, por el cuidado y bienestar de los animales o por las necesidades de la producción. Pero no es esto lo que frena a las mujeres del campo; más bien la falta de visibilización, de propiedades y titularidades, de ayudas e incentivos, y de acceso a las nuevas tecnologías. Año a año vamos mejorando la situación laboral y social de la mujer ganadera, y aunque hoy es momento de felicitarnos por los logros alcanzados, también es un día para recordar lo que aún nos queda por conseguir.

Compartir
Descargables