Los cortes magros de la carne: una fuente de proteínas sin grasas

En primer lugar, debemos destacar que las grasas son necesarias en la alimentación y, por lo tanto, en la carne.  En su cantidad apropiada es uno de los distintivos de calidad de la carne,  tanto en su aspecto nutricional como en palatabilidad, ya que le da su sabor. Dependiendo del corte y la especie esta grasa es rica en ácidos grasos insaturados (cardiosaludables), especialmente algunos cortes donde más del 50 % de la grasa es ácido oleico. Por tanto, no hay que olvidar que las grasas aportan ácidos grasos esenciales y son vehículo de vitaminas liposolubles, sobre todo la vitamina A.

 

Se considera que la carne magra es aquella que carece de cartílagos, venas y tejidos grasos, es decir, que se compone principalmente de fibras musculares. Al ser una carne con bajo contenido en grasa, se presenta como opción recomendable para incluirla en nuestro recetario y así cuidar nuestra alimentación. Eso sí, acompañada siempre del resto de grupos de alimentos. 

Pero, ¿cuáles son los cortes más magros de cada tipo de carne? En un post anterior ya hablamos de todo lo que debes saber sobre los cortes de carne, en esta ocasión, os daremos algunas pautas para saber distinguirlos.

 

El cerdo de capa blanca

 

La carne de cerdo de capa blanca es uno de esos manjares saludables que debemos incluir en nuestra alimentación diaria, así como sus derivados. Esto es debido a su alto contenido nutricional. Los cortes magros del cerdo de capa blanca como el solomillo, la cinta de lomo, las costillas de lomo y pierna, contienen un 2-11 % de grasa intramuscular, por lo que son el alimento ideal para una dieta equilibrada. 

 

La carne de vacuno

 

En la carne de res existen más de 25 cortes que cumplen los requisitos de carne magra. Dependiendo del corte al que atendamos con este tipo de carne, encontraremos grasa en mayor o menor abundancia. Por eso, si queremos incluir carne de vacuno en nuestros menús para aprovechar sus proteínas y hierro, debemos escoger los cortes más adecuados. El solomillo encabeza la lista de recomendados , seguidos por el lomo alto y bajo. Guisados, al horno o a la plancha son algunos de los cocinados más famosos.

 

El cerdo ibérico

 

Del cerdo… hasta los andares, así reza el refrán. Nosotros de los cortes del cerdo ibérico planteamos a la pluma, el solomillo, y el secreto como el podium de esta carne. La pluma es esa pieza pequeña situada cerca del lomo tan utilizada por su sabor en arroces, salteados e incluso a la plancha. El solomillo resulta muy jugoso a la hora de cocinarlo, y el secreto, cuyo consumo se ha disparado en los últimos años, es ideal para cocinar a la plancha hasta que quede crujiente. 

 

El cordero

 

Del cordero podemos obtener un gran abanico de posibilidades a la hora de elaborar cortes magros, yen Carne y Salud recomendamos, optar por productos de calidad y con sello nacional. Como porción más generosa, encontramos la pierna de cordero, famosa por protagonizar los asados en ocasiones destacadas. Además de la pierna también podemos recurrir a la paletilla y al lomo y solomillo deshuesados, perfectos para guisar y hornear. 

 

El conejo

 

En general, la carne de conejo constituye una fuente de proteínas y vitaminas con  bajos niveles de grasa. El lomo de conejo es una carne noble, considerada de los cortes magros más fibrosos que puede dar. Además, su bajo contenido en calorías lo convierten en un buen aliado a la hora de introducirlo en una dieta saludable. Las costillas son otro de los cortes magros que más podemos aprovechar en la cocina, sobre todo en guisos, arroces o incluso a la plancha. 

En definitiva, son muchos los nutricionistas que informan de los beneficios de incluir estas carnes en nuestra alimentación de forma recurrente. Ricas en proteínas de alta biodisponibilidad, vitaminas del grupo B y minerales que nos ayudarán a reforzar el sistema inmunológico. Una perfecta elección para cuidar nuestra alimentación diaria, que te recordamos debe ser completa, variada y equilibrada, con los demás grupos de alimentos, en las cantidades recomendadas por los expertos en nutrición, y sumando a ello un estilo de vida activo y saludable.

También te puede interesar