Una buena alimentación que incluya productos cárnicos, además del resto de grupos de alimentos de la Dieta Mediterránea, refuerza nuestro sistema inmune y ayuda a prevenir enfermedades

Los nutrientes de la de carne ayudan a reforzar tu sistema inmunitario

La mejor forma que tenemos para reducir el riesgo de contagio de enfermedades como la Covid-19 es respetando las normas establecidas e indicaciones de las autoridades sanitarias, extremando la higiene y manteniendo las distancias de seguridad entre la población. Además, es importante seguir una buena alimentación, que nos ayude a fortalecer nuestro sistema inmunológico. La carne es un alimento a incluir para conseguir una alimentación variada y equilibrada y es el aliado perfecto para mejorar nuestra respuesta inmunitaria, ya que contiene una gran cantidad de nutrientes esenciales para la defensa de nuestro organismo. Los estudios científicos confirman que existe una estrecha relación entre los desequilibrios inmunitarios y los déficits nutricionales.

Carne y Salud

Los nutrientes de  de la carne ayudan a mejorar nuestro sistema inmunitario

Los productos cárnicos destacan por su elevado contenido en proteínas y aminoácidos, son considerados alimentos con proteínas de alto valor biológico, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales que el organismo necesita pero no puede sintetizar por sí mismo, y tiene que obtenerlos a través de la dieta. La deficiencia de estos nutrientes  puede provocar la disminución de la inmunidad, por lo que la ingesta de carne es idónea para mejorar nuestro sistema inmunitario.

Nutrientes esenciales presentes en la carne

Los productos cárnicos tienen un gran número de propiedades ventajosas para nuestra salud. Su papel es básico en una alimentación equilibrada y variada.  A continuación vamos a ver algunos nutrientes esenciales que están presentes en la carne.

Vitaminas B6 y B12

Ambas vitaminas son fundamentales, ya que contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario. La falta de estas vitaminas puede llegar a provocar deficiencias importantes como la anemia megaloblástica, en el caso de la vitamina B12. Las carnes y sus derivados son una excelente fuente de estos nutrientes tan necesarios.

Zinc 

Es un mineral muy importante ya que forma parte de  un gran número de enzimas, contribuye al mantenimiento de los huesos y piel en condiciones normales, contribuye a la función cognitiva normal y al metabolismo normal de los macronutrientes.  Además está muy vinculado con nuestras defensas, contribuyendo al funcionamiento normal del sistema inmunitario.  La carne destaca por proporcionar grandes cantidades de este oligoelemento esencial.

Selenio

A pesar de ser uno de los minerales esenciales, los estudios indican que más de la mitad de la población no consume las suficientes dosis de este elemento. Es un mineral antioxidante, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo y previene la formación de radicales libres.  Las fuentes de selenio más abundantes son los alimentos proteicos, como los productos de origen animal, tales como las carnes.

Hierro

El hierro es otro elemento primordial que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario.  La ferropenia (disminución del hierro en el organismo) puede aparecer si la dieta no aporta la suficiente cantidad de hierro. La carne nos aporta importantes cantidades de hierro hemo de alta bioutilización.

Por último, cabe destacar que siempre debemos combinar una dieta variada, saludable y equilibrada que incluya todos los grupos de alimentos, y fomentar también la actividad física.

EL PAPEL DE LA CARNE EN LA DIETA: BENEFICIOS NUTRICIONALES Y DE SALUD

Compartir
Descargables