Los retos de sostenibilidad del sector ganadero cárnico

El cuidado de nuestro planeta y la sostenibilidad son dos de los mayores desafíos de nuestros días. Este 2021, el sector ganadero-cárnico continúa con un compromiso medioambiental firme, velando por el cumplimiento de unas buenas prácticas en nuestro día a día como viene haciendo desde hace años.

Para acercar este compromiso a metas reales, hemos concretado algunos de los retos de sostenibilidad que atañen al sector ganadero-cárnico para este año.

Estos retos se encuentran totalmente alineados  con los Objetivos para el Desarrollo Sostenible que las Naciones Unidas ha marcado para 2030, en especial con el ODS 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. 

También podemos encontrar representados, entre otros, el ODS 7 cuya meta es asegurar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna; y el ODS 12 que persigue garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

 

Compromiso con la España rural despoblada

 

En materia de creación de empleo, el sector ganadero-cárnico brinda trabajo a dos millones de personas en nuestro país. Por ello la implantación de la producción ganadera en el territorio rural es uno de los principales ejes vertebradores de la España Despoblada. 

Un ejemplo de ello lo encontramos en la reciente iniciativa llevada a cabo en Cantabria para impulsar el pastoreo de montaña para generar riqueza en zonas despobladas. 

Reducción de emisión de gases de efecto invernadero

Otro de los objetivos principales para este 2021, independientemente del sector en el que nos encontremos,  supone una reducción progresiva de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

Si bien es cierto que el sector ganadero-cárnico español y europeo se han convertido en un ejemplo internacional por su trabajo en la sostenibilidad de sus producciones: mejorando los procesos, introduciendo nuevas tecnologías en sus instalaciones y realizando importantes innovaciones en la gestión de residuos, esta es una carrera de fondo en la que debemos seguir avanzando. 

Aquí puedes encontrar un artículo donde exponemos el fuerte compromiso del sector ganadero contra del cambio climático.

 

Reducción de plásticos de un solo uso

 

Como podemos observar, el sector cárnico comparte muchos de los desafíos con otras industrias. En este sentido, hablamos de la reducción de plásticos de un solo uso haciendo referencia al envasado de la carne. 

Ya existen sobre la mesa propuestas para reducir la generación de residuos, aumentar la tasa de reciclaje y su reutilización. Sin embargo, debemos tener en cuenta que estas nuevas soluciones de envasado sostenibles deben garantizar la vida útil de los alimentos envasados, sin disminuir los niveles de calidad y asegurando la seguridad alimentaria para el  consumidor.

 

Reforzar la economía circular

 

La economía circular responde a una apuesta global que se asienta en la reutilización y el reciclaje como principales ejes para el desarrollo. 

 

Este proceso es aplicable tanto a la producción ganadera como a la industria cárnica; por un lado, disponiendo de un sistema de control y de seguimiento de los residuos que genere mejorando la seguridad, y potenciando la innovación y transformación digital como principales motores de la optimización de los recursos. 

 

Bienestar animal

 

Este último es uno de los desafíos más regulados en nuestro país, por lo que partimos de la base de que el sector cárnico cumple de manera exhaustiva con la normativa. A ello sumamos la iniciativa liderada por el sector ganadero-cárnico  ‘Compromiso Bienestar Animal‘, una importante autoexigencia sectorial que va más allá de los ya exhaustivos requisitos que marca la Unión Europea.

 

No debemos olvidar que el sector ganadero español aplica el Modelo de Producción Europeo, el más exigente del mundo en cuanto a calidad, trazabilidad, sanidad animal, seguridad alimentaria, bienestar de los animalesy sostenibilidad medioambiental y social.

 

También te puede interesar