Los niños y adolescentes deben llevar una dieta equilibrada que les proporcionen todos los nutrientes necesarios para un correcto desarrollo.

Nutrición infantil

Menú infantil: una alimentación completa para la vuelta al cole

La vuelta al cole, a los deberes y clases extraescolares supone para los más pequeños un gran reto. Las circunstancias excepcionales debido a la crisis sanitaria, han provocado que los niños lleven más de seis meses sin pisar las aulas. Es por ello, que una buena alimentación es fundamental para superar la vuelta a la rutina con la mayor vitalidad y energía posibles.

El primer paso comienza por establecer unos horarios regulares, tanto para las horas de sueño como para las cinco comidas al día; también debemos plantear menús equilibrados, que incluyan todos los grupos de alimentos, y contar con una buena hidratación.

Hay que tener en cuenta que los requerimientos nutricionales de un niño o adolescente no son los mismos que los de una persona adulta. Estos se encuentran en pleno desarrollo y crecimiento, por lo que la restricción de ciertos nutrientes en su alimentación pueden causar en ellos inevitables e importantes deficiencias nutricionales 

Para evitarlo los productos cárnicos, además del resto de grupos de alimentos de la Dieta Mediterránea, cobran una importancia especial, ya que refuerzan el sistema inmune de la población infantil, especialmente en esta particular vuelta al cole donde su organismo debe permanecer más fuerte que nunca para evitar nuevos rebrotes y posibles casos de Covid-19. 

Por último, recordar que, sin duda, la mejor forma de reducir el riesgo de contagio es seguir de forma rigurosa a las normas impuestas por nuestra comunidad autónoma, extremando la higiene y manteniendo distancias de seguridad, pero además, es necesario cuidar aún más si cabe la alimentación, y las escuelas son un lugar idóneo para hacer hincapié en la cultura nutricional. 

El papel de los productos cárnicos en nuestra salud

La carne es el aliado perfecto para mejorar nuestra respuesta inmunitaria, ya que contiene los ocho aminoácidos esenciales para fortalecer las defensas de nuestro organismo.

Los productos cárnicos son ricos en vitaminas B6 y B12, que contribuyen al correcto funcionamiento del sistema inmunitario; minerales como el zinc, que contribuye al mantenimiento de los huesos y la piel, así como a la función cognitiva y al metabolismo normal de los macronutrientes; el selenio, considerado como uno de los minerales esenciales de nuestro cuerpo. Este mineral antioxidante contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo y previene la formación de radicales libres.

El consumo de carne oscila entre 3 y 5  veces por semana, donde se recomienda combinar los diferentes tipos de carnes, y  es esencial llevar a cabo una alimentación completa donde se consuman todos los grupos de alimentos.
 

Compartir
Descargables