Los productos cárnicos son indispensables en la dieta durante la niñez por la gran cantidad de nutrientes necesarios que aportan

Consejos de nutrición

¿Qué alimentos ayudan a crecer? El poder de la carne

Existen una serie de nutrientes que se revelan claves como factores de crecimiento en el cuerpo humano. No es desconocido para el gran público que el calcio, el hierro, el fósforo, las proteínas y las vitaminas favorecen un adecuado crecimiento, pero ¿dónde se encuentran estos nutrientes; qué alimentos son los más completos a este respecto? 

Los productos cárnicos son indispensables en la dieta durante la niñez por la gran cantidad de nutrientes necesarios que aportan: proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales que benefician el correcto crecimiento de su organismo así como su máximo desarrollo intelectual y físico.

A continuación, vamos a hacer un recorrido por los alimentos ricos en nutrientes que contribuyen en mayor medida al desarrollo óseo y muscular asociado al crecimiento, siempre dentro de una dieta variada y equilibrada.

¿Qué alimentos ayudan a crecer? | Carne y Salud

El calcio. 

Sin duda alguna, la leche y sus derivados son los alimentos que mayor cantidad de calcio aportan al cuerpo humano. El calcio que el cuerpo requiere solo se puede obtener a través de la alimentación, se absorbe por la acción de la vitamina D y su influencia sobre el desarrollo de los huesos es muy importante. Estableciendo una analogía entre la estructura ósea y la de un edificio, el calcio funciona a la manera del cemento de nuestro esqueleto. 

El fósforo.

El fósforo se encuentra en legumbres, pescados, frutos secos y, por supuesto, en la carne. Para la formación de los huesos y dientes, o la producción de hormonas, el fósforo se revela como un mineral esencial. Después del calcio, el fósforo es el mineral con mayor presencia en el organismo. Ayuda a que el cuerpo genere proteínas para el desarrollo y mantenimiento de células y tejidos. 

En promedio, por cada gramo de carne de cerdo que consumimos obtenemos 230 mg de fósforo; 220 mg en el caso de la carne de conejo; 200mg por cada gramo de carne de vacuno; y en el caso del cordero, 310 mg.

El hierro.

El hierro es un mineral con un gran número de beneficios sobre el cuerpo humano, también sobre el crecimiento. Por un lado, es capaz de hacerlo más inmune y más resistente al esfuerzo físico, además de evitar anemias. Por otro lado, el hierro es uno de los minerales claves para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, contribuyendo, entre otras cosas, a la formación de proteínas musculares y a la metabolización de ciertas enzimas; algo fundamental para un buen desarrollo del niño. 

El hierro está presente en alimentos de origen vegetal como animal, pero es en éstos últimos donde encontramos el hierro hemo, el que tiene mayor tasa de absorción. La carne es el mejor ejemplo de un alto contenido de hierro hemo.

Vitaminas.

Las vitaminas que están asociadas con mayor al crecimiento de niños y adolescentes son la vitamina D, la vitamina C y las vitaminas del grupo B (tan presentes en los productos cárnicos). De hecho, la vitamina B12, que se encuentra principalmente en la carne, es muy demandada por el organismo durantes estas etapas, ya que favorece la formación de células y la función metabólica, entre otros beneficios. 

Las proteínas.

La carne aporta una gran cantidad de proteínas, nutrientes compuestos por aminoácidos, imprescindibles en la alimentación adulta, lo son todavía más en la de los más pequeños, en etapa de crecimiento. Las proteínas tienen la capacidad de construir y mantener en óptimo estado los tejidos del cuerpo y desarrollar los músculos, sobre todo durante los periodos de crecimiento. Además, las proteínas proporcionan energía y forman parte del sistema inmunológico y de hormonas que aseguran el buen funcionamiento del organismo.

Los alimentos de origen animal como la carne son la principal fuente de proteínas completas, es decir, proteínas de alto valor biológico con todos los aminoácidos que necesita el organismo. Las proteínas de los alimentos vegetales también son importantes durante la infancia, pero son de bajo valor biológico, ya que, al contrario de las carnes, carecen de algún aminoácido esencial. En cualquier caso, lo recomendable es combinar proteínas de origen animal y vegetal dentro de una alimentación rica y variada.

LA IMPORTANCIA DE LA CARNE EN EL CRECIMIENTO DE TU HIJO

Compartir
Descargables