Recetas andaluzas con carne

La cocina andaluza, muy ligada a la dieta mediterránea, aporta una riqueza inmensa a la gastronomía nacional. Sus productos de la huerta, aceite de oliva, productos costeros y las carnes forman parte de su patrimonio cultural, y son los ingredientes ideales de las mejores recetas andaluzas. Además, las diferentes culturas que históricamente han vivido en esta comunidad autónoma han enriquecido la cultura gastronómica de Andalucía.

Es una garantía comer bien en esta tierra, en la que encontramos deliciosas recetas caseras que recuerdan la mejor cocina tradicional. Hoy vamos a explorar las mejores recetas andaluzas con carne. ¡Acompáñanos!

Rabo de toro a la cordobesa

El rabo de toro es un plato cocinado a fuego lento o en olla a presión, la carne queda muy tierna, la salsa es cremosa y gelatinosa. Se trata de un guiso tradicional en el que intervienen el vino tinto, las verduras y el tiempo, hasta obtener una carne separada del hueso. Este plato suele hacerse también con carne de ternera.

Para hacer este plato, primero sazonamos los rabos de toro o los dados de ternera, los ponemos suavemente en harina, los freímos en una sartén hasta que se doren y luego los sacamos.

Cortamos el ajo, la cebolla, el puerro, la zanahoria, el pimiento y el tomate y cocinamos en la misma sartén durante 5 minutos.

Una vez fritos, añadimos el rabo de toro, el caldo, el agua y el vino. Cocinamos durante una hora y la carne quedará tiernísima.

¡Listos para degustar!

Carrillera de cerdo guisada

La carrillada o carrillera de cerdo de capa blanca o ibérico es un manjar que todos conocemos y que se prepara en todas las cocinas del territorio nacional, pero su origen está en la gastronomía andaluza. 

Es una carne muy tierna después de guisarla con vino y verduras. El éxito de esta pieza radica en su jugosidad y dulzura, ¡vamos con la receta! 

Limpiamos bien las carrilleras y las espolvoreamos con harina. Las freímos hasta que se doren y luego la sacamos. 

Agregamos más aceite a la cazuela y la cebolla. Dejamos que hierva a fuego lento durante unos 10 minutos. Luego, añadimos las carrilleras, removemos, agregamos un poco de brandy y vino blanco.

Cuando se haya apagado la llama y el alcohol se haya evaporado por completo, agregamos las vainas de vainilla, el caldo y cocinamos a fuego muy lento durante 40 minutos. Con todo esto, tendrás un plato delicioso para compartir con quien quieras. 

Flamenquines

Los flamenquines son rollitos hechos de carne y queso, fritos y rebozados. En Andalucía, esta receta sencilla cuenta con un éxito extendido a todas las edades. Veamos su receta. 

Extendemos los filetes, que pueden ser de pollo, de ternera o de cerdo, los salpimentamos y ponemos una loncha de jamón sobre cada filete. Cortamos el queso gorgonzola en tiras alargadas y cubrimos una franja del jamón con ellas.

Enrollamos el filete y lo cruzamos con palillos para que no se abra. Pasamos harina, huevos batidos y pan rallado. Freímos en aceite  a fuego medio para evitar que se quemen y se queden crudos en el interior. Los sacamos y retiramos el exceso de aceite. ¡Es el momento de disfrutarlos!

Caldereta de cordero

Entre las recetas más habituales en nuestra geografía, el estofado de cordero es una de las más relevantes. Este popular plato tradicional se cocina en muchas regiones de España, y cada región tiene su propio sabor único.

Hoy nos trasladamos a La Palma del Condado (Huelva), para conocer una de las recetas andaluzas más típicas de este lugar, que incluye cordero lechal, jamón serrano, panceta, cebolla, AVOE, vino blanco, pimiento, ajo, laurel, perejil y sal.

En una olla grande o sartén, agregamos el aceite de oliva y sofreímos las cebollas picadas. Cuando comience a ablandarse, agregamos los tomates y pimientos cortados. En otra sartén sofreímos el cordero y añadimos la salsa anterior y en un mortero trituramos el ajo, el orégano y una pizca de pimentón dulce. Lo disolvemos con el vino blanco y lo añadimos a la olla. Dejamos cocinar  durante una hora.

Media hora antes del final de la cocción, agregamos las papas peladas y picadas al guiso. Cocinamos a fuego lento hasta que las papas estén bien cocidas y la carne se ablande. Listo para disfrutar de la tradición. 

Conejo a la andaluza

El conejo es una de las carnes más saludables que existe, con los valores proteicos más altos. Hoy te mostramos una de las recetas andaluzas más sencillas centrada en este producto: conejo a la andaluza. 

Ponemos un poco de aceite de oliva en una cazuela y añadimos almendras peladas. Una vez estén doraditas, las vertemos en un mortero con sal gorda y perejil. 

A continuación, doramos el conejo primero y luego, cuando lo retiramos para que repose, doramos los ajos. Añadimos cebolla picada y de nuevo, el conejo. Movemos un par de minutos y añadimos agua, vino blanco, laurel, tomillo y la mezcla de almendras con sal y pimienta. Lo dejamos todo a fuego lento para que reduzca y en menos de 15 minutos, ¡listo para degustar!

 

También te puede interesar