Una carne magra, fuente de proteínas y baja en calorías

Consejos de cocina saludable

Refrescantes recetas de conejo para cuidarte disfrutando

La llegada del verano siempre es buen momento para incluir en tu dieta un alimento nutritivo, saludable y versátil como la carne de conejo. Este producto se convierte en un aliado perfecto para vigilar tu nutrición, mantenerte saludable y dejar atrás los excesos. Un alimento amigo de la línea, ideal para dietas saludables (por su baja cantidad de grasas y sodio) que aporta menos de 150 calorías por cada 100 gramos.

La carne de conejo es tierna, fácil de masticar y de digerir. Tiene una textura suave y se puede combinar con otros alimentos, lo que la convierte en una compañera perfecta para adaptarte a un tiempo más caluroso. Destaca por su versatilidad y ofrece un mundo de posibilidades en la cocina a través de infinidad de formatos culinarios como hamburguesas, perritos, salchichas, brochetas, osobuco, ternuras, muslos... Además, como carne blanca tiene un perfil con ácidos grasos insaturados.

Escabeche cremoso de cebolleta y zanahoria


Los expertos recomiendan la carne de conejo 

Por su composición proteica, grasa, mineral y vitamínica, la carne de conejo es aconsejable en cualquier dieta, incluidas las que tienen por objetivo ayudar a controlar el peso. Según el doctor Dr. Miguel Bixquert Jiménez (Profesor Titular de Medicina de la Facultad de Medicina de Valencia en la UVEG) la carne de conejo destaca por sus propiedades nutricionales: tiene menos calorías, es rica en proteínas y baja en grasa, tanto en lípidos totales como colesterol.

"La carne de conejo reúne todas las características que hoy se le pediría a un alimento para evitar el sobrepeso, como un fuerte poder nutritivo bajo en calorías y rico en minerales como el hierro y vitaminas como la B12. Además, es bajo en grasa saturada y en sodio lo que la hace todavía más indicada cuando al sobrepeso se unen la hipertensión arterial y la dislipemia. Es, por tanto, una fuente de proteínas ideal en pacientes con exceso de peso y síndrome metabólico", destaca la doctora Susana Monereo Megía (Jefe de la Sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Getafe).

A continuación te traemos dos deliciosas recetas con carne de conejo para renovarte y mantenerte saludable con la llegada del buen tiempo:


Ensalada césar con escalope de conejo crujiente

  • Tiempo de preparación: 5 minutos.
  • Tiempo de cocinado: 4 minutos.
  • Para 2 personas.

Ingredientes

  • 3 hamburguesas de conejo (también se puede hacer con ternuras de conejo).
  • 1 bolsa de mezcla de lechugas.
  • Salsa César.
  • 2 huevos.
  • Cereales copos de maíz (o pan rallado).
  • Aceite de oliva.

Elaboración

Empana las hamburguesas de conejo con huevo y los copos de maíz y freír. Aliña las lechugas con la salsa César. Añade encima las hamburguesas fritas troceadas.


Escabeche cremoso de cebolleta y zanahoria

  • Tiempo de preparación:15 minutos.
  • Tiempo de cocinado: 30 minutos.
  • Para 2 personas.

Ingredientes

  • 1 conejo troceado.
  • 1 zanahoria.
  • 3 cebolletas.
  • 2 ajos.
  • ½ vaso de vinagre de Jerez.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva.

Elaboración

Troceado el ajo, la zanahoria y las cebolletas y rehógalo todo 10 minutos. Incorpora el conejo salpimentado. Añade el vinagre, el vino blanco y la misma cantidad de agua. Déjalo hervir durante 15 minutos y tritura la salsa. Para finalizar, mezcla la crema de escabeche anterior con el conejo que hemos hervido en la propia salsa.

BENEFICIOS DE LA CARNE DE CONEJO PARA ESTAR EN FORMA

Compartir
Descargables