Un bocadillo o un sándwich son una opción saludable para comer entre horas o reponerse del ejercicio físico.

Deporte y alimentación

¡Vamos de excursión! Bocatas y sándwiches para un día de senderismo

En vacaciones son muchas las actividades que podemos realizar en contacto con la naturaleza. Una de ellas es el senderismo o el trekking, práctica que te sugerimos complementar con bocados sanos y proteicos que hagan aún más atractivo el día de excursión. En este post te traemos cinco fantásticas sugerencias de sándwiches y bocadillos de excelentes embutidos y derivados cárnicos para dar energía a tu caminata.
 

Bocadillos para ir de excursión

Embutidos: energía natural para el ejercicio

Un bocadillo o  un sándwich son una opción mucho más saludable que otros productos que se emplean para comer entre horas o reponerse del ejercicio físico.

Tradicionalmente, la cultura mediterránea ha incluido en su dieta el consumo de embutidos, como una magnífica fuente de proteínas a la hora de afrontar los esfuerzos cotidianos. Productos que, junto con frutas, verduras, legumbres y una considerable actividad en el campo, han estado muy presentes en la vida de muchas generaciones de españoles. Dieta variada y ejercicio físico, en definitiva, ha sido el sabio secreto de este saludable modo de vida. Hay muchos ejemplos que acreditan estos beneficios.

Así, como señalamos en este artículo, un estudio del Hospital Ramón y Cajal de Madrid ha llegado a la conclusión de que el jamón ibérico es un gran aliado de nuestra salud vascular, ya que beneficia a las células que recubren los vasos sanguíneos y el corazón. 

Los embutidos nos aportan proteínas, minerales y vitaminas. Las proteínas de los derivados cárnicos tienen un efecto muy positivo sobre el mantenimiento de la masa muscular y los huesos. Los minerales, como el hierro, contribuyen a evitar procesos anémicos. Y las vitaminas, especialmente del grupo B, despliegan un conjunto de beneficios en el organismo muy valiosos para el ejercicio que supone cualquier actividad de senderismo. La vitamina B3 es un perfecto antídoto contra el cansancio y la fatiga, la B12 mejora la producción de glóbulos rojos y el sistema inmunitario, y la vitamina B1 nos ayuda a tener un corazón saludable. 

Disfrutar de una ruta por el campo, un día de picnic o una buena caminata por la playa es un plan que vale la pena preparar al detalle. Calzado adecuado, gorra y crema protectora del sol, mapa o gps, agua suficiente y alimentos nutritivos son algunos de los aspectos que debes planificar de antemano.

5 Recetas para llevar en tu mochila

En una mochila bien equipada para una ruta en la naturaleza no puede faltar alguna agua para hidratarte bien, alguna pieza de fruta y uno o dos sándwiches o bocadillos dependiendo de la duración de la actividad. Estas son nuestras propuestas:

Sándwich de cordero marinado

Para este original sándwich, utilizaremos lomo de cordero lechal, berenjena, pan de cereales, un yogur griego, un poco de cilantro fresco, unas hojas de hierbabuena, lima, un chile fresco, un diente de ajo, aceite y sal. 
En primer lugar hacemos la marinada para el cordero, poniendo en un mortero un diente de ajo rallado, un chile fresco muy picado, sal y aceite de oliva y lo movemos hasta que emulsione. Impregnamos bien el cordero en la marinada y lo dejamos reposar mientras preparamos los demás ingredientes. Después hacemos la salsa de yogur mezclando en un bol un yogur griego, la hierbabuena y el cilantro picados y ralladura de lima. Reservamos en el frigorífico.

Asamos sobre las brasas la carne de cordero marinada y las berenjenas. Laminamos el cordero en finas lonchas a modo de embutido y cortamos la berenjena en dados. Finalmente montamos el sandwich con el cordero loncheado, un poco de salsa de yogur y la berenjena asada. Espectacular.

Sándwich de jamón cocido y canónigos

Los ingredientes de este emparedado son dos lonchas de jamón cocido, tres aceitunas negras picadas, medio pimiento verde picado, unas hojas de canónigos, una lámina de queso mozzarella, una capa de queso crema y una cucharadita de miel.

Lo montamos todo entre dos rebanadas de pan de ajonjolí. El resultado no puede estar más rico.

Bocadillo de salchichas de conejo

¿Sabías que existen salchichas de conejo? ¡Pruébalas! Están deliciosas y son sanísimas, dadas las propiedades que posee la carne de conejo. Una opción es añadirlas en un bocata para un largo día de excursión. Lo primero es freír las salchichas en una sartén con un media cebolla muy bien picada. Cuando ya estén doraditas deja reducir una copa de vino blanco. Cuando la cebolla y el vino conformen una salsa caramelizada ya podrás retirarlo del fuego . Reserva y deja enfriar.

Para preparar el bocata, añade las salchichas en rodajas con la cebolla caramelizada y espolvorea una pizca de cilantro picado. Merece mucho la pena.

Sándwich de cecina

La cecina de vacuno es uno de esos embutidos que cada vez goza de mayor reconocimiento por parte de los expertos en gastronomía. El sandwich que te proponemos aquí es una auténtica delicatessen. ¿Por qué no disfrutar de una parada en el camino como un sibarita?

La elaboración es sencillísima. Pela un aguacate y tritúralo ligeramente con un tenedor. Aliña con un poco de aceite y una pizca de sal. La mezcla de aguacate y las lonchas de cecina en el pan dan como resultado un bocado excepcional.

Bocadillo de jamón ibérico

No hay nada que añadir a un bocadillo de jamón ibérico más allá del producto en sí. Simplemente, elige un buen pan y una buena materia prima. Aquí te proponemos un pan de pueblo de tu zona. Elige un jamón de calidad con la ayuda de tu carnicero de confianza, que sabrá cuál es el corte adecuado para obtener la jugosidad perfecta. 

En la mochila puedes meter unas piezas de fruta que combinen especialmente bien con tu bocadillo de jamón ibérico; por ejemplo, unos trozos de melón o unos higos.

[ PLANES GASTRONÓMICOS PARA ESCAPADAS DE VERANO ]

Compartir
Descargables