Muchos de los nutrientes presentes en la carne desempeñan un papel importante en la función cerebral, pudiendo disminuir el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular o ictus hemorrágico.

Carne y prevención de accidente cerebrovascular o ictus

La carne es un alimento que ofrece múltiples beneficios nutricionales, con una amplia variedad de nutrientes de fácil asimilación por el organismo humano. Representa una fuente importante de nutrientes como proteínas de alto valor biológico, vitaminas sobre todo del grupo B y minerales como el hierro hemo, potasio, selenio y zinc [1]. Muchos de los nutrientes presentes en la carne desempeñan un papel importante en la función cerebral, lo que podría influenciar a la disminución del riesgo de sufrir accidente cerebrovascular o ictus hemorrágico.

Prevención Ictus. Carne y Salud

Accidente cerebrovascular

El accidente cerebrovascular o ictus es uno de los motivos más frecuentes de asistencia neurológica urgente, provocado por un trastorno de la circulación cerebral [2]. Es una interrupción de la llegada de la sangre a nuestro cerebro. Puede estar ocasionada por la presencia de un coágulo o por la ruptura de la pared de un vaso sanguíneo [3].

Las enfermedades neurovasculares o ictus son la tercera causa de muerte en el mundo desarrollado, la segunda en los hombres y la primera en mujeres en España. Se consideran la primera causa de discapacidad y de demencia vascular y afectan a un 50% de la población mayor de 60 años, por lo que constituyen en la actualidad un problema de salud y una urgencia médica [4]. Un estudio reciente llevado a cabo por la Universidad de Oxford, ha evaluado la asociación entre el accidente cerebrovascular y el vegetarianismo. Se evaluaron 48.188 voluntarios divididos en 3 grupos: (1) incluyó a los que comen carne y otros alimentos proteicos, (2) a los que comen pescado, pero no carne y (3) a los vegetarianos incluyendo veganos, durante 18 años [5].

Los resultados de la evaluación del riesgo de infarto cerebrovascular mostraron que los vegetarianos tuvieron tasas de un 20% más altas de accidente cerebrovascular 5.

Los expertos apuntan a que esta asociación podría atribuirse a que este grupo presentaba niveles bajos de ciertos nutrientes (como, por ejemplo, vitamina B12, vitamina D, aminoácidos esenciales y ácidos grasos poliinsaturados omega-3) [5]. En este sentido, la carne juega un papel importante ya que posee unas características nutricionales excepcionales, que ayudan a satisfacer las necesidades de la población tanto en energía como en macro y micronutrientes y además ayuda a mantener la salud cerebral. 

Carne y prevención del riesgo de ictus hemorrágico 

La carne es fuente de proteínas de alto valor biológico y contiene aminoácidos esenciales, los cuales necesitamos ingerir a través de la dieta y son necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Por ejemplo, los metabolitos derivados del triptófano, aminoácido esencial encontrado en la carne, se relacionan con la capacidad de limitar la inflamación del sistema nervi  oso central [6]. Además, la carne proporciona vitaminas del grupo B (B1, B3, B6 y B12). Por ejemplo, el solomillo de buey presenta alto contenido de vitamina B1, la paleta de cerdo es fuente de vitamina B3 y la carne de conejo es rica en vitamina B6 [7]. La vitamina B12  por ejemplo, se encuentra exclusivamente en alimentos de origen animal. El cabrito presenta alto contenido de vitamina B12 [7]. Esta vitamina, contribuye a la formación normal de los glóbulos rojos, al funcionamiento normal del sistema nervioso y a la función psicológica normal [8].

En conclusión, la carne posee nutrientes beneficiosos que podrían ayudar a disminuir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, con la inclusión de la carne siempre dentro del contexto de dieta variada y equilibrada en combinación con el resto de grupos de alimentos que conforman la Dieta Mediterránea y siempre dentro de las cantidades recomendadas.

 
1. Guías Alimentarias para la población española (SENC, 2016). Grupo colaborativo de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria. La nueva pirámide de la alimentación saludable. Nutrición Hospitalaria. Volumen 33. Suplemento 8 – 2016.
2. Saber más sobre el accidente cerebrovascular. Clínica Universidad de Navarra. {Acceso 17 de Septiembre de 2019}. Disponible en: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/ictus
3. Medidas generales ante un paciente con ictus. Neurología. Hospital Universitario General de Cataluña. {Acceso 17 de Septiembre de 2019}. Disponible en:  https://www.hgc.es/es/pacientes-visitantes/consejos-salud/neurologia/paciente-ictus
4. Nuevo tratamiento frente al ictus. Portal Universidad Complutense. {Acceso 17 de septiembre de 2019}. Disponible en: https://www.ucm.es/otri/complutransfer-nuevo-tratamiento-frente-al-ictus
5. Tong TYN, Appleby PN, Bradbury KE, Perez-Cornago A, Travis RC, Clarke R, Key TJ. Risks of ischaemic heart disease and stroke in meat eaters, fish eaters, and vegetarians over 18 years of follow-up: results from the prospective EPIC-Oxford study.. BMJ 2019;366:l4897
6. Rothhammer V, Mascanfroni ID, Bunse L, Takenaka MC, Kenison JE, Mayo L, Chao CC, Patel B, Yan R, Blain M, Alvarez JI, Kébir H, Anandasabapathy N, Izquierdo G, Jung S, Obholzer N, Pochet N, Clish CB, Prinz M, Prat A, Antel J, Quintana FJ. Type I interferons and microbial metabolites of tryptophan modulate astrocyte activity and central nervous system inflammation via the aryl hydrocarbon receptor. Nat Med. 2016 Jun;22(6):586-97.
7. Base de datos española de composición de alimentos (BEDCA). {Acceso 27 de Septiembre de 2019}. Disponible en: http://www.bedca.net/bdpub/
8. REGLAMENTO (UE) N o 432/2012 DE LA COMISIÓN de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños
 
Compartir
Descargables