Las carnicerías, templos de la carne

El ritmo frenético de la vida, en ocasiones nos deja poco tiempo para la compra, y adquirir la carne cortada y envasada es una buena alternativa para reponer nuestro frigorífico. Sin embargo, hacer la compra en estos establecimientos tradicionales de carnicería y charcutería, tiene la ventaja de ofrecer carnes y elaborados con la atención y el servicio de grandes profesionales especializados.

Todas las carnicerías cuentan con todos los requisitos y licencias necesarios para un suministro de calidad y con todos los procedimientos necesarios de control y seguridad, siendo también necesaria la capacitación adecuada de sus empleados para brindar los servicios más profesionales a los clientes.

Por todo ello, los profesionales de la carnicería, la charcutería, la pollería y la casquería son una figura de referencia para la compra de carne.

 

Ventajas de comprar carne en la carnicería

Tener a mano una buena carnicería tiene muchas ventajas, ya que nos asegura la compra de productos de alta calidad y cortes adecuados según la pieza. Una buena carnicería siempre es buena opción para los consumidores.

Hoy en día, los clientes necesitan recibir asesoramiento a la hora de preparar la carne, deben tener confianza en el origen y la trazabilidad del producto. Una carnicería cercana es, claramente, un lugar en el que se puede encontrar todo esto:

  • Cumplen todos los requisitos y normas de higiene. Tienen un estricto proceso de selección, mantenimiento y control de sus productos.
  • Ofrecen la posibilidad de elegir personalmente el corte que desees que se aplique a la carne: para tacos, para un guiso, picada, para fumet, para el horno… El carnicero prepara la carne especialmente para la receta que queremos hacer en casa. El producto llega listo para cocinar y nos ahorramos tiempo de preparación.
  • Garantizan una carne de alta calidad y servida por profesionales expertos que pueden aconsejarte a la hora de elegir y preparar la carne en casa.

 

Desde Carne y Salud recomendamos un consumo responsable, la elección de productos de carnicería fomenta este compromiso. Comprando en la carnicería, además del producto también obtendrás asesoramiento de los expertos. El carnicero conoce mejor que nadie la materia prima de su trabajo: sus características, «maridajes», puntos de cocción y técnicas «secretas» para conquistar los gustos más refinados.      

 

También te puede interesar